Crear o morir

Inicio / Entradas del blog / Crear o morir

Nunca me había sentido tan ignorante frente a la tecnología como cuando empecé a leer el libro crear o morir.

En varios posts lo he dicho, yo no era muy amante a los libros, de hecho, nunca me había leído un libro completo porque me daba pereza o simplemente no hacia clic con el libro y terminaba dejándolo a la mitad.

(Lee también: ¿Cuál es tu objetivo?)

Resulta que en este libro, se habla de varios temas como

  1. Los avances tecnológicos que se han tenido alrededor del mundo
  2. Las creaciones y grandes locuras que han hecho empresarios como Elon Musk, para no dejar quebrar su empresa
  3. Cuál es el papel que juega la innovación a nivel empresarial.
  4. Que hace falta en los países latinoamericanos para que sean países desarrollados.

Bueno, creo que hay muchos más temas aparte de los nombrados.

Después de una gran lectura, me ha llamado la atención uno en específico que es “que hace falta en los países latinoamericanos para que sean países desarrollados”, aunque primero debemos definir que es desarrollo según el libro.

Desarrollo: hace referencia a aquellos países que cuentan con los últimos avances frente a culturas, educación y economía.

(Lee también: el dinero no debe ser el objetivo)

Ahora, respecto a lo leído, he mirado mi país y mi experiencia frente a los temas de desarrollo y he concluido lo siguiente:

Cuando tuve un empleo de oficina, no veía hacia ningún otro lado ya que mantenía solo pensando en cómo ser mejor para poder obtener un mejor salario y ascender dentro de la empresa.

Cuando intentaba pedir un curso para realizar, me decían que me podían patrocinar siempre y cuando ayudara al desarrollo de la empresa.

Si tomaba un curso que no fuera de mi línea de estudio (Ingeniería de sistemas) se veía mal, porque era como si lo hiciera para no querer ir a la oficina, por ende, no me apetecía ni siquiera mirar la disponibilidad de esos otros cursos.

Cuando salía de la oficina, no quería pensar en nada mas, solo pensaba en llegar a descansar o tener la cabeza en un lugar donde me olvidara de todo.

Ahora me pongo a pensar, todas estas cosas que dejé de hacer porque estar en una oficina no me permitía desarrollarme como persona sin dejarme crecer todo lo que podría crecer en muy poco tiempo y claro, ni hablar de la mentalidad atrasadísima frente a las jerarquías y que por tener cierta edad no era apto para un cargo

Los seres humanos somos realmente creativos

Retrocedo un poco más y me acuerdo de los momentos en los que estaba en la universidad y pasaba algo parecido:

  1. Estaba trabajando durante 8 o 10 horas y de allí salía a la universidad a estudiar un poco de materias,
  2. Los fines de semana solo quería desconectarme del mundo educacional y laboral
  3. Estaba aburrido de cumplir horarios y hacer las mismas cosas todos los días y todas las semanas
  4. Las clases eran iguales a las del colegio, la mayoría teoría y muy poca practica o casi nada.

(Lee también: ¿Conoces los espacios coworking?)

He nombrado la mayoría de las cosas malas que me pasaba en estos tiempos, claro, había cosas muy buenas como los días de practica que se tenían o los días en los que el maestro no iba, eso lo considerábamos como malo, pero igual descansábamos un poco de la pesada semana.

Todo esto lo traigo al post porque creo que en muchos años no han cambiado las metodologías, seguimos aprendiendo de la misma manera y las nuevas generaciones empezamos a cansarnos del tema.

Ahora, continuando con el libro, ¿que nos hace falta en nuestra cultura para ser un país desarrollado?

  1. Debemos ser innovadores (crear):

  2. la poca creatividad de las personas, nos está llevando a quedarnos en un país que no piensa en el futuro, que se deja llevar por lo que los gobernantes dicen y no creamos nuevas cosas.
  3. Nuestra educación debe cambiar:

  4. todas las personas tenemos 8 tipos de inteligencias por lo que no todas aprendemos de la misma manera, creo que debemos saber primero como somos y después pensar en que nos gusta para saber por qué camino ir.
  5. Debemos ser tolerantes:

  6. El enfoque es hacia la tolerancia al fracaso individual. Nosotros siempre queremos que las cosas salgan bien, que todo lo que planeamos, pase de la misma manera.
  7. Cambiar la perspectiva del fracaso:

  8. Nuestra vista hacia el fracaso es totalmente diferente a los países que se desarrollan, nosotros pensamos que es algo muy malo cuando es todo lo contrario porque nos da una experiencia absurda.

(Lee también: la clave del éxito)

Podría quedarme nombrando muchas más cosas de las que habla el libro, pero se volvería más aburrido el post jajaja, por lo que aconsejo leer el libro, es demasiado bueno.

Por último, quiero decirte que mi proyecto poco a poco va tomando forma y se va enfocando cada vez más, por lo que he decidido volver a mi país e implementarlo. ¿Quieres saber de qué se trata y ser parte de el?, no te pierdas un solo instante las publicaciones en mis redes sociales, allí sabrás que iré haciendo.

¡Nos vemos en Colombia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: